Orto-K 2017-05-10T19:31:23+00:00

LAS LENTES DE CONTACTO QUE CORRIGEN TU VISIÓN MIENTRAS DUERMES

Las lentes de contacto de ortoqueratología actúan por la noche para que puedas ver perfectamente de día

La Ortoqueratología es un tratamiento, reversible y seguro que permite compensar tu graduación mientras duermes.

Gracias a las lentes de contacto de ortoqueratología puedes tener una visión nítida durante todo el día sin usar gafas ni lentes de contacto durante el día y sin necesidad de cirugía refractiva.

Básicamente se trata la miopía, aunque también puede ser efectiva en hipermetropía y astigmatismo.

¿QUÉ ES ORTO-K?

¿QUÉ ES ORTO-K?

La Ortoqueratología es un tratamiento, reversible y seguro que permite compensar tu graduación mientras duermes.

Gracias a las lentes de contacto de ortoqueratología puedes tener una visión nítida durante todo el día sin usar gafas ni lentes de contacto durante el día y sin necesidad de cirugía refractiva.

Básicamente se trata la miopía, aunque también puede ser efectiva en hipermetropía y astigmatismo.

Centros Especializados

Consulta todos los centros donde hacer Orto-K con Seefree

Buscar centros

¿CÓMO FUNCIONA?

Las lentes de contacto de ortoqueratología se utilizan durante las horas de sueño. Durante la noche se producen los cambios corneales necesarios que permiten ver bien durante el día

¿Para quién está indicado?

Las lentes de contacto para ortoqueratología están indicadas para la reducción temporal de la miopía proporcionando una mejor capacidad visual sin ningún tipo de compensación óptica.

El paciente ideal es aquel que presente miopía inferior o igual a -4,50 dioptrías asociada o no a un astigmatismo de hasta 1.50 dioptrías.
En el caso de presentar otro tipo de graduación, un profesional de la visión deberá evaluar la viabilidad del tratamiento.

¿QUÉ VENTAJAS OFRECE?

Preguntas frecuentes

Después del tratamiento y alcanzar el máximo resultado, se deben seguir utilizando las lentes continuamente. Hay pacientes que necesitan usarlas cada noche, y otros que cada dos o tres noches. De no mantener su uso, la córnea volverá a su forma original, y por tanto recuperar las dioptrías que tenía antes de iniciar el tratamiento.
Una vez alcanzado el nivel deseado de visión no es necesario usar gafas ni lentes de contacto normales. Quizás se requiera el uso de gafas para leer (en présbitas) o para otro uso esporádico (quizás conducción nocturna). Durante el período de tratamiento inicial, si la visión sin corrección no se mantiene durante un día, el paciente recibirá lentes de contacto blandas desechables para mantener una visión correcta.
La mayoría de personas deberá utilizar las lentes cada noche para disfrutar una buena visión sin corrección durante todo el día. Los pacientes con bajos grados de miopía pueden notar que obtienen buenos resultados sin utilizarlas todas las noches, pero esto deberá determinarse en cada caso particular.
El paciente ideal es aquel que presente miopía inferior o igual a -4,50 dioptrías asociada o no a un astigmatismo de hasta 1.50 dioptrías.

Su profesional de la visión será el encargado de adaptar este tipo de lente de contacto y de ver la viabilidad de realizar el tratamiento, en el caso que presente otro tipo de graduación

Los ojos del usuario volverán a la miopía que presentaban antes del tratamiento al cabo de unos días, en función de la graduación que tenía. A fin de proporcionar una buena visión durante este período de transición, se adaptan lentes permeables o bien lentes hidrófilicas, mientras la córnea recupera su forma y graduación original.

El grado de corrección del astigmatismo que se puede alcanzar depende de la cantidad y el tipo. Se consideran los límites normales de 1.50 dioptrías. Su profesional de la visión será el encargado de adaptar este tipo de lente de contacto y de ver la viabilidad de realizar el tratamiento, en el caso que presente otro tipo de astigmatismo.

Generalmente, se constata una mejoría rápida de la visión durante los primeros días. Luego se llega a una estabilización en el transcurso de las semanas siguientes.

A diferencia de la cirugía con láser, que no puede revertirse, generalmente las córneas pueden ser remodeladas para que se adapten al cambio de graduación, cambiando el diseño de las lentes.

La ortoqueratología es utilizada para controlar la miopía o retrasar su crecimiento. Ello significa que se trata de un tratamiento altamente recomendable en casos de bajas-medias miopías progresivas.

En el tratamiento están incluidas todas las visitas necesarias durante el primer año, lentes de prueba y un par de lentes de contacto definitivas. No obstante se recomienda tener un par de lentes de recambio por si se rompe o pierde alguna y no sufrir una regresión en el tratamiento por interrupción del mismo. Al cabo del año solo hay que abonar el coste de un nuevo par de lentes de contacto y los honorarios profesionales correspondientes al control anual.as.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Las lentes de contacto para ortoqueratología no suelen producir problemas pero existe la posibilidad de que en algún momento aparezca alguno de los siguientes síntomas:

  • Aumento de la sensación de cuerpo extraño
  • Irritación ocular
  • Sensación inusual a la luz
  • Sensación de pinchazo, escozor y dolor
  • Empeoramiento de la visión de forma repentina
  • Acumulación de secreción en el ojo
  • Lagrimeo continuado
  • Visión borrosa
  • Sequedad ocular

Si se presenta alguno de los síntomas mencionados anteriormente se deberá suspender el tratamiento y consultar inmediatamente con su óptico-optometrista u oftálmologo.
Tampoco deberán usarse las lentes de contacto de ortoqueratología en caso de:

  • Presentar inflamación, infección, alergias o heridas oculares, cambios en la sensibilidad corneal, heridas o enfermedades en córnea y/o párpados.

Su óptico-optometrista u oftalmólogo será el encargado de adaptar este tipo de lente.
Este tratamiento está contraindicado en córneas patológicas.